No hay que ser un yogui para saludar al sol

Pasa que uno escucha la palabra “yoga” y se imagina (o ya se ha pasado) por esta situación:

FirstTimeYoga

Pero no necesariamente la experiencia tiene que ser así. Basta con empezar con unas asanas (posturas) sencillas. El saludo al sol, por ejemplo, que es una rutinita muy llenadora de energía, ideal para realizarse por las mañanas, antes de enfrentar al día (aunque puede hacerse a cualquier hora). Consta de 14 movimientos en total, pero si es un néofito total o si aún no se tiene la flexibilidad de un pretzel, no hay por qué olvidarse de gozar sus beneficios. ¿Qué hacer? Empezar por realizar solo los cuatro primeros movimientos y los últimos cuatro, de modo que se convierta en un momento para estirarnos un poco, tomar aire y energía. Después, poco a poco, pueden irse intentando los demás movimientos. Si hay un “error” al intentar hacer yoga o alguna asana es pensar que debe salir “perfecta” a la primera. Al contrario: este tipo de actividad se domina de forma paulatina y una de sus mayores enseñanzas es el ser amoroso y paciente con uno mismo, con el propio cuerpo y sus capacidades. Es cosa de irlo trabajando día con día para llevarlo hasta donde queremos.

SunSalutation

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: