Y… ¿no será que me hace falta agua?

A estas alturas del día uno ya se siente irritado, cansado, mareado o hasta con dolor de cabeza o estómago. “He de estar enfermo o a punto de enfermarme”, podemos decirnos. Pero antes de alarmarse, habría que sacar la cuenta de cuánta agua se ha bebido, no solo en el día, sino últimamente.

Entre el trabajo y los miles de pendientes, beber agua es una de esas cosas que postergamos sin más ni más (o porque nos da flojera ir al baño a cada rato), aunque haya una botella llena frente a nuestras narices. Y no, comer una sopa o tomar cualquier otro tipo de bebida distinta al agua natural no cubre el promedio diario de al menos 2 litros de líquido que necesitamos.

Aunque parece una cosa cualquiera, no hidratarnos lo suficiente y de forma regular es algo que el cuerpo sí que siente y resiente.

¿Para qué más la necesitamos?

  • Eliminar los desechos de nuestro cuerpo.
  • Mueve los nutrientes, por lo que ayuda a la digestión.
  • Mantiene las articulaciones lubricadas.
  • Aumenta nuestro nivel de energía.
  • Regula la temperatura corporal.
  • Ayuda a la disolución de minerales y otros nutrientes que, de quedarse almacenados, a la larga podrían afectar el organismo.

 Lo antes posteado:

Para no olvidarse de tomar agua

Pequeñas dosis diarias de bienestar

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: