Ayudar es bueno para el cuerpo y la mente

Ajá. Trabajar en beneficio de los demás también es una forma de mantener nuestro cuerpo sano. ¿Cómo así? Sucede que al realizar trabajos de voluntariado, entras en acción. Subir, bajar, cargar, visitar… Todo pone en movimiento al cuerpo. Y al sentirte útil, se recarga el nivel anímico, reduciendo considerablemente el estrés.

Según un estudio de la Carnegie Mellon University, realizar actividades altruistas puede hacerte menos propenso a desarrollar hipertensión y, por tanto, disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares.

 ¿Qué necesito hacer?

  • Buscar una actividad que de verdad te llene el corazón.
  • Unirte a una asociación o fundación afín a ti.
  • Anotarte como voluntario en cualquier actividad, si con ella ayudas a alguien más. Desde fungir como valla en un maratón hasta llevar despensas a alguna comunidad. Todo cuenta.
  • Recordar que realizar voluntariado es para ayudar a los demás, no para sentirte mejor.

Lo antes posteado:

Acciones bienestarosas y disfrutables

Cómo no dejar eso del bienestar a medio camino

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: