Nota para :O

Con ruido de fondo, la comida sabe más insípida…

Y sí. Resulta que las sensaciones que nos produce la comida dependen de la percepción de nuestra mente, así como de la información con la que contamos sobre los alimentos antes de ingerirlos. Por ejemplo: en un ambiente muy ruidoso, la comida se nos hará más insípida; si hay mucha luz, beberemos más café; y si juegan con el tamaño de la ración, nos sentiremos saciados. “El cerebro construye los sabores a través de otros sentidos además del del gusto”, explica Charles Spence, investigador de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y pionero de la experimentación sensorial: “Todo forma parte de un paquete, incluso el ambiente donde tomamos esa comida”.

Por su parte, el científico español Miguel Alonso-Alonso, investigador en la Universidad de Harvard (Estados Unidos), añade: “En la manera en que comemos hay muchas asociaciones automáticas que se activan y contribuyen a la experiencia sensorial que es comer”. Acá, la interesante nota completa al respecto de la revista Entrelíneas.

Lo antes posteado:

Ideas que no nos dejan comer en paz

Mejora tu relación con la comida

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: