Dosis de inspiración

Si algo puede hacer el cine es inspirarnos. Por eso, he aquí la primera parte de una selección de escenas de películas que bien pueden provocar que uno quiera mover el cuerpo con muchas ganas.

¿Qué tal una corridita liberadora a la Forrest Gump?

¿O un zapateado entusiasta tipo Billy Elliot?

¿Y un entrenamiento muy en el estilo ganador de Rocky?

¿O un partidito de beisbol tipo A League of Their Own?

¿Qué tal una rutina de piso de gimnasia olímpica como la de Haley en Stick It?

¿O unos golpes más y con técnica, como en Million Dollar Baby?

En una de esas, un baile a lo Dirty Dancing.

Y para esos momentos en los que sentimos que “ya no podemos más”, ahí está Daniel San en Karate Kid…

Lo antes posteado:

¿Qué actividad física te hace feliz?

Motívate al instante

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: