Dosis de humor

Típico: en enero nos empachamos de rimbombantes propósitos y solemos cumplirlos, pero conforme empiezan a acumularse los meses en el calendario, la disciplina férrea se va relaje y relaje hasta que, en una de esas, nos olvidamos por completo de la tremenda lista (y cómo no) que hicimos. Por eso, mejor llenar cada día de rituales bienesatorosos y acciones simples pero efectivas, y dejar de lado las metas como de atleta olímpico. Así uno evita esto (el cartelito salió de cinismoilustrado):

1545055_10151873354318017_774492945_n

Lo antes posteado:

Cosas simples que podemos hacer todo el año

El mantra de la semana (y del año)

 

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: