Dosis de inspiración

Si alguien puede inspirarnos (y hacernos lagrimear) con ganas son los niños. A montones de cosas. Para derrotar esos pensamientos de que por algo “no se puede”, la historia de Conner y Cayden, de 9 y 6 años respectivamente. Un par de hermanos que corren juntos triatlones, a pesar de que Cayden, el menor, tiene parálisis cerebral.

Lo antes posteado:

Levántate y brilla

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: