Dosis de inspiración

Cuando somos adultos, salirnos del guión nos parece algo casi impensable. Pero, ¿qué tal cuando somos niños? De vez en cuando, no estaría mal improvisar, hacer las cosas de forma diferente, ‘bailar’ con lo que traiga el momento… Como esta pequeña que, en pleno recital, decidió darle rienda suelta a su propio ritmo.

Lo antes posteado:

El impacto de bailar

Todo fuera como ¡bailar, bailar, bailar!

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: