Dosis de humor

Un paso importante para tener una relación más bienestarosa con el cuerpo que nos tocó es aceptarlo. Como es. Aceptar cuánto medimos, por ejemplo. Si tenemos poco o mucho trasero, algo o nula cadera (y se es más bien de complexión atlética)… etc. Porque una vez dado este paso, movernos y alimentarnos para vivir los días de forma más saludable puede, si no resultar más sencillo, sí adquirir una perspectiva más amable y disfrutable. No se trata de pelear con nuestro cuerpo, sino de usarlo en nuestro favor. Por eso, este cartoncito:

CathyThorne

Lo antes posteado:

Al cuerpo, con amor

Agradecerle al cuerpo

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: