Yoguea en la silla de tu oficina

La oficina no está peleada con la posibilidad de darse un momento de relax. Solo toma 10-15 minutos realizar algunas respiraciones y estiramientos para refrescar la mente y recuperar el balance o la serenidad. Incluso sin despegarte de tu propia silla (aunque eso no quiere decir que debas mantenerte toooodo el día sentado). He aquí una serie muy pero muy sencilla:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué hay que hacer?

1. Inhala mientras te doblas hacia el frente, exhala al tocar el piso y deja que tus brazos cuelguen sobre las rodillas. Relájate y sostén la postura durante unos segundos, mientras respiras normalmente. Inhala conforme regresas lentamente a la posición sentada.

2. Mirando al frente, coloca tu mano izquierda en la parte externa de la rodilla derecha. Deja caer tu brazo derecho sobre el respaldo de la silla, inhala y exhala conforme giras hacia la derecha; incluida la cabeza. Empuja un poco tu rodilla derecha para crear más palanca. Sostén la posición durante unos segundos mientras respiras con normalidad. Suelta y regresa lentamente hacia el frente. Repite del otro lado.

3. Siéntate mirando hacia el frente con los pies ligeramente separados. Inhala y eleva tus brazos hacia los lados. Exhala y dóblate hacia la izquierda, hasta alcanzar o (casi) el piso con tu mano izquierda, mientras tu mano derecha apunta hacia el techo. Inhala y regresa a la posición original. Repite del otro lado.

4. Exhala por completo y luego inhala con ambas rodeando la parte frontal de tu rodilla derecha; llévala hacia tu pecho mientras sostienes la inhalación. Baja tu cabeza hacia la rodilla, manténte ahí durante unos segundos y suelta lentamente mientras exhalas. Repite del otro lado.

5. Sentado, sosténte de cada lado de la silla para encontrar el balance. Exhala e inhala mientras elevas tu pierna izquierda estirada con el pie flexionado. Sostén durante unos segundos y luego exhala lentamente mientras bajas la pierna. Repite con la otra pierna.

6. Siéntate bien (hasta atrás) en la silla, con las piernas un poco abiertas hacia los lados. Exhala por completo, inhala y lleva tus brazos hacia arriba de la cabeza. Mira hacia el techo y estírate.

7. Exhala mientras te doblas hacia adelante, entre tus piernas. Si puedes, coloca tus palmas sobre el piso. Exhala lentamente mientras te elevas hasta tener los brazos de nuevo sobre la cabeza. Por último, llévalos hacia los lados.

Lo antes posteado:

Yoga: algo más que actividad física

¿Y qué tiene de bueno hacer yoga?

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: