Por qué importa atender el cansancio mental

Una persona promedio genera alrededor de 50 mil pensamientos al día. Y aunque podría pensarse que el problema entonces es una cuestión de cantidad, más bien lo es la calidad de lo mismos: porque hay algunos mecánicos y repetitivos, pero otros (quizá muchos otros) tienen connotaciones negativas.

En una de esas, tu mente divaga entre el pasado o el futuro; entre el ‘si yo hubiera…’ y ‘cuando yo tenga…’, por ejemplo. También existe la posibilidad de que vivas dándole vuelta a algo que de plano no se puede cambiar y gastes cantidades tremendas de energía buscando soluciones inexistentes. O quizás seas más del tipo cuyo monólogo interno es una pelea constante: entre lo que debes o no hacer, lo que puedes o no comer. Sea cual sea el caso, el resultado siempre es el mismo: terminas agotado.

En contraste, una mente descansada es productiva, creativa, y suele estar más receptiva a lo que sucede a su alrededor. Pasa lo mismo que con el cuerpo: tiene que estar en constante movimiento para que funcione mejor.

  • Y, ¿cómo cambiar el switch de los pensamientos malos a los buenos?
  • Detectar de dónde vienen: ¿Hay alguna razón que te impida estar en el aquí y ahora? ¿qué motiva ese pensamiento?
  • Cuidar los tiempos verbales que utilizo: Dígase el pasado y el futuro. Vigilar que éstos no sean la constante en tu cabeza.
  • Observar tus pensamientos: Si estos tienen tintes negativos, buscar generar algunos más positivos y de beneficio para ti.
  • Aceptar la realidad tal cual es: Esto no implica tirarse al piso, sino recurrir a la creatividad para darle la vuelta.
  • Cultivar el pensamiento reflexivo y claro: A través de técnicas de meditación o de espacios de silencio para observarlos cuidadosamente.
  • Recordar que hay un panorama mucho más amplio: Cuando vives encerrado en un solo pensamiento, te olvidas de que existe todo un mundo allá afuera. Cosa de cambiar la perspectiva.
  • Ser dueño de tus pensamientos: No tus pensamientos de ti. Obsérvalos como una película del cual eres director y ten en cuenta que puedes cambiar la historia en cualquier momento.

La nota apareció originalmente en El País Semanal. Su autora es Miriam Subirana y puedes leerla completa aquí.

La ilustración es de Big Mamooshka.

Lo antes posteado:

10 minutos para refrescar tu mente

Ayudar es bueno para el cuerpo y la mente

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: