Y… ¿a dónde se va la grasa que uno quema?

Ajá, esa capa protectora del cuerpo, ¿a dónde se va? ¿Se suda? ¿Se expulsa al ir al baño? ¿Se convierte en calor? ¿Desaparece por arte de magia? No. ¡Se exhala al moverse! ¿Cómo así?

Bueno, primero hay que saber de qué está compuesta la grasa corporal: el cuerpo contiene moléculas llamadas lípidos, compuestas de hidrógeno, carbono y oxígeno, cuyas uniones (conocidas como enlaces) son las responsables de almacenar energía. Cuando dichos enlaces se rompen, la energía se libera en un proceso conocido como ‘quemar grasa’.

Con eso en mente, un equipo de biólogos de la Universidad de Nueva Gales del Sur se dio a la tarea de investigar qué era lo que pasaba con la materia gelatinosa que de momento ocupaba un espacio y después desaparecía. Sus conclusiones determinaron que por cada 10 kilos de grasa que uno quema, el cuerpo necesita inhalar 29 kilos de oxígeno para metabolizarla y ‘liberar’ energía. A su vez, este proceso produce 28 kilos de dióxido de carbono y 11 de agua, lo que significa que por cada kilo de grasa que quema el cuerpo, más del 80% de dicha masa se pierde al exhalar, mientras que el otro 20% se pierde en forma de sudor u orina. 

Con información de SciShow.

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: