Nota para :O

Entre más lento se coma uno los alimentos, más pequeñas serán las porciones ingeridas. Ajá, esa es la conclusión de un estudio realizado por la Universidad del Este de Illinois.

¿Que cómo llegaron a ella? Pues resulta que pusieron a dos grupos a comer pistaches (sí, pistaches): unos con cáscara y otros sin cáscara. En el primer grupo, las personas solo ingirieron en promedio 125 calorías, mientras que en el segundo aumentaron su ingesta casi ¡al doble! Esto, por el simple hecho de que los integrantes del primer grupo tenían que tomarse su tiempo para quitarle la cáscara a los pistaches y eran más conscientes de lo que se llevaban a la boca.

En un estudio diferente, investigadores de esta misma institución encontraron que quienes dejaban las cáscaras cerca de ellos incluso después de haberlas comido, ingerían en promedio 48 calorías menos que quienes las tiraban. Esto se lo atribuyeron principalmente a que las cáscaras eran algo así como un recordatorio visual de lo que ya habían comido, logrando medir mejor sus porciones.

Con información de The Huffington Post

Lo antes posteado:

Acciones que te hacen comer de más

¡Porciones, porciones! Todo es cuestión de porciones

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: