Por qué correr no necesariamente te hace bajar de peso

Con eso de que correr se ha convertido en una actividad física muy popular, uno puede creer que hacerlo contribuye en gran medida a perder peso. Peeero la cosa no siempre es así…

Limita la quema de calorías

Correr a un paso constante ayuda a quemar una buena cantidad de calorías, eso que ni qué. Sin embargo, una vez terminado tu recorrido, la quema de calorías regresa a su paso normal, a diferencia de otros tipos de actividad física, como las rutinas de alta intensidad (mejor conocidos por sus siglas en inglés como HIIT). Éstas últimas aceleran tu metabolismo, de manera que 24 horas después de haberte ejercitado, el cuerpo sigue aprovechando las bondades de la actividad física.

El cuerpo se acostumbra

Como en cualquier forma de ‘cardio’, en un principio pueden verse ‘resultados’ en pérdida de peso, pero si uno no varía la rutina de forma constante, el cuerpo termina por acostumbrarse a ese esfuerzo físico. De ahí que muchas veces uno se sienta ‘atorado’. ¡Así que a subir y cambiar el paso!

El hambre feroz

Cualquier aumento en los niveles de actividad física hace que uno sienta más hambre. La cosa es que algunos corredores se atiborran de comida para saciarla, sin medir bien las porciones o balancear los nutrimentos.

Con información de MindBodyGreen. La ilustración es de Lizardie Illustrator.

Lo antes posteado:

De cómo respirar para cada tipo de ejercicio

Para correr (o moverse) hay muchos motivos

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: