6 cosas que conviene saber sobre la ansiedad

Sí, sí… En teoría, todos sabemos lo que es la ansiedad. Vaya, podría decirse que todos la hemos experimentado en algún punto o la experimentamos con frecuencia. Pero, ¿realmente lo sabemos? ¿Cuánta ansiedad es considerada como ‘normal’? ¿Si la padezco debo de acudir con un médico? ¿Cómo se quita? He aquí las respuestas:

¿Qué es la ansiedad?

Es una reacción natural del cuerpo y la mente frente a ciertas situaciones del futuro; algo así como el cerebro anticipándose a lidiar con ellas. Puede sentirse tanto física como mentalmente.

¿Cuál es un nivel razonable de ansiedad?

Depende en gran medida de cada persona y de sus circunstancias, aunque se espera que un nivel de ansiedad ‘razonable’ sea directamente proporcional a la ‘amenaza’ que se presenta.

Para diferenciar entre un nivel razonable de ansiedad y la ansiedad irracional, estas preguntas pueden ser útiles:

¿Te sientes incapaz de NO sentirte preocupado?

¿Solo te concentras en escenarios negativos?

¿Te preocupas por algo que, objetivamente, es muy poco probable que suceda?

¿Tu ansiedad interfiere con tu vida de manera negativa? Por ejemplo: tu trabajo, familia, pareja, etc.

¿Sueles tener ataques de pánico?

¿Evitas a toda costa situaciones que conllevan cierto tipo de interacciones sociales?

¿Tu ansiedad te hace sentir infeliz todo el tiempo, a pesar de que solo se presenta en un ámbito de tu vida?

¿Qué síntomas debo de tener para comenzar a tomar en serio esto de la ansiedad?

  • Insomnio
  • Tensión
  • Estrés
  • Falta de concentración
  • Problemas para respirar
  • Malestar físico generalizado
  • Sensación de ‘parálisis’ momentánea

¿Solo hay un tipo de ansiedad?

No, de acuerdo con el Manual de Enfermedades Mentales (DSM-V), existen varios tipos; por ejemplo: los que se relacionan con depresión, trastornos obsesivos compulsivos, con algún trauma, estrés, somatización, etc.

Entonces… ¿hay algo malo con mi cerebro?

No en realidad. Solo es tu cabeza que ‘sobrerreacciona’ o ‘sobredimensiona’ ciertas situaciones.

¿Mi genética tendrá algo que ver?

No necesariamente. Los especialistas afirman que la ansiedad suele tener muchos factores: tanto la predisposición genética, tu historia personal y tus circunstancias actuales.

Si de plano crees que tus niveles de ansiedad se han ‘salido del huacal’, es recomendable acudir con un especialista para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados. Porque sí, esto también forma parte de ser bienestaroso.

La ilustración es de Nan Lawson.

Lo antes posteado:

Comer por ansiedad o por alegría

Shu, shu al estrés crónico

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: