Por qué un mantra puede ser tu ‘Mejor Amigo Bienestaroso’

Es común tener la idea de que eso de repetir mantras está reservado para personas más ‘elevaditas’ que uno, un simple mortal. Peeero… Si se toma en cuenta el significado de la palabreja (que proviene del sánscrito y se traduce como ‘instrumento de la mente’), resulta que puede ser una simple frase para recordar (a cualquier hora del día) qué camino se quiere tomar o una sencilla forma de calmar la mente. Es así de simple:

  1. Escoge un mantra. No, no tiene que ser algo como ‘om gum shrim maha lakshmiyei swaha’. Una frase sencilla, en tu idioma, con la que te sientas motivado de acuerdo a la necesidad que tengas (motivación, claridad, dirección, positivismo en la vida diaria…) funciona. Lo importante es que te inspire a trabajar en alcanzar tus metas.
  2. Elige una rutina. Por aquello de que la práctica hace al maestro, hay que repetirlo varias veces al día. Escríbelo en un lugar donde puedas verlo constantemente: el fondo de pantalla en el teléfono, un post it en tu escritorio o en el auto, un vinil en alguna pared de tu casa… Siempre que lo veas, haz una pausa y repítelo varias veces en silencio.
  3. ¡Haz que funcione! Los mantras no solo son repeticiones ‘a lo loco’, sino deseos formulados desde el interior que nos ayudan a recordar el camino que queremos tomar. Por ejemplo, si tu mantra es ‘Aprovecha al máximo el día’ y de pronto estás entre irte al sillón de casa a ver qué hay en la tele o moverte aunque sea un ratito, repetirlo y respirar puede ayudarte a encontrar el ánimo faltante para ponerte los tenis.
  4. No temas personalizarlo de más. Quizá el tono zen no es lo tuyo-tuyo (cosas como “No soy lo que me ha pasado. Soy aquello en lo que escojo convertirme” o “Quiero, puedo y me lo merezco”). Está bien. Busca algo un poco más acorde a tu personalidad. En una de esas te funciona una frase como “¿Sabes qué? Las ‘perras’ logran que las cosas se hagan”, como diría Tina Fey. O algo como “Por qué diablos no”. Vamos, el chiste es que te entusiasme lo que te dices. Que conectes con ello.

Si tienes una cuenta en Pinterest, busca la palabra “mantra” y échale un vistazo al montón que te van a aparecer. Si no tomas alguna de ahí, seguro que te inspiras a crear tu propio mantra.

Lo antes posteado:

6 ‘metidas de pata’ en el camino a ser bienestaroso

De dónde sacar (más) tiempo para ser bienestaroso

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: