Mamá: ¡ponte ese traje de baño!

Tienes dos opciones este verano: ponerte un traje de baño o saltarte esta parte.

Tengo muchas amigas que hacen lo último.

Van a la alberca con sus hijos, pero solo meten sus pies a la alberca. Se sientan en la orilla, muy preocupadas sobre cómo se ven y lo que los demás pensarán mientras disfrutan la alegría de nadar con sus hijos.

O van a la playa, pero se quedan bajo la sombrilla en lugar de correr al océano.

Y eso me pone increíblemente triste.

Porque cuando las mujeres se mantienen al margen por inseguridad, justo se modela una conducta poco saludable hacia nuestros hijos, mientras nos perdemos la oportunidad de disfrutar junto a ellos.

Tu traje de baño no te define.

¿Esa panza ‘aguada’ que tratas de esconder? Se estiró y creció para dar vida.

¿Esos muslos ensanchados? Te dieron la fuerza para cargar a tu bebé durante nueve meses, para después caminar junto a otra vida durante los siguientes años.

Eres mamá. Y así eres hermosa.

No te pongas un velo de la vergüenza este año. Ponte un traje de baño.

Cuando fui a la playa hace unos meses, pesaba más kilos de los que yo hubiera querido. ¿Pero sabes qué?

Me puse mi traje de baño de cualquier forma y corrí al mar junto con mis hijos.

Nos reímos, chapoteamos y la pasamos muy bien. Pasar ese tiempo con mis hijos en el agua hizo una gran diferencia.

Esa noche, le pregunté a mi hijo cuál había sido su parte favorita del día en la playa. ¿Sabes qué respondió? “Correr en la playa contigo y con papá.”

Contigo.

Semanas después de ese viaje, me enteré de que estaba embarazada. Cada semana que pasa de este verano me pongo más redonda. ¿Pero sabes qué?

Aun así me pongo mi traje de baño en cada oportunidad que tengo para ir a nadar con mis hijos. Aman nadar y yo amo estar con ellos.

La semana pasada me puse mi traje de baño, me miré al espejo y respiré profundo. Aunque solo tengo 11 semanas, ya se me nota. Más que parecer que tendré un bebé, parece que he comido demasiado. Mientras salía del baño, mi esposo me dijo: “Te ves bonita en tu traje de baño, mi amor”.

Le contesté: “¿En serio?”.

“Sí, en serio.”

Abracé sus palabras, queriendo demostrar belleza y confianza por mis hijos. Quería divertirme y tener bonitos recuerdos de la alberca.

Me rehúso a extrañar las risas agudas de mis hijos en la alberca a causa de mis inseguridades.

Me rehúso a dejar que la mirada juiciosa de otras mujeres me prevenga de exponer a mis hijos al brillo del sol sobre el agua.

Me rehúso a dejar que mi imagen corporal tenga influencia sobre mis hijos.

Me rehúso a sacrificar recuerdos con mis hijos por tener el abdomen flácido.

Porque al final del día, no solo se trata de mí.

Se trata de mis hijos.

Quiero que recuerden dar vueltas en el agua con su mamá.

Quiero que recuerden las peleas de agua juntos.

Quiero que recuerden brincar de la orilla de la alberca hacia mis brazos.

Quiero que recuerden que su mamá estaba ahí con ellos.

Hoy espero alentarte a hacer a un lado tus inseguridades. Ponte ese traje de baño. Salta a la alberca. Chapotea.

Diviértete.

Tu hijo recordará esos momentos y tu libertad —no cómo te veías en un traje de baño.

*Algo que bien podría agregarse a este texto: si decides dejar las preocupaciones por cómo te ves y ponerte ese traje de baño para salir a jugar con tus hijos, de hecho estarás haciendo más por ellos y por tu cuerpo-mente, que si te quedas sentada bajo la sombrilla. Correr, chapotear, jugar… También es actividad física.

**Este artículo apareció originalmente en inglés aquí.

La ilustración es de Karyn Taylor.

Lo antes posteado:

¿Cómo hablarle a tu hija sobre su cuerpo?

Cómo hacer las paces con tu cuerpo posparto

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: