Pensamientos bienestarosos (parte 2)

La de veces que uno se siente completamente desorientado, como si de pronto, todo lo que se cree saber desapareciera así como así. En esos momentos de ‘pánico escénico’, alguna de estas frases bienestarosas puede ser de ayuda…

  1. Esa persona que quisiste, amaste y respetaste en el pasado, pero que insistió en tratarte mal una y otra vez, no tiene nada que ofrecerte ni intelectual ni espiritualmente en el presente.
  2. Una de las cosas más liberadoras es aprender que no hay que estar de acuerdo con todos ni todos deben de estar de acuerdo contigo. Y… Está bien. Sí, está bien.
  3. Siéntete cómodo en alejarte de lo que te hace daño. El rechazo te enseña a hacer a un lado lo que no es bueno para ti.
  4. Hay que ‘apechugar’: algunos capítulos de la vida se cierran sin un ‘cierre’ formal de por medio. No tiene ningún sentido perderte tratando de arreglar algo que está destinado a quedarse roto.
  5. Todas las personas que se te atraviesan en el camino pueden enseñarte algo importante. De hecho, las personas que nos parecen más difíciles de sobrellevar suelen ser los mejores maestros.
  6. Algunos cambios en tu vida pueden parecer negativos y dolorosos, pero es cuestión de tiempo (y no necesariamente mucho) para descubrir que se dan para abrirle espacio a otras experiencias.
  7. Si no dejas ir el pensamiento de que “hay un mejor lugar para estar” o “una mejor persona con quien estar”, nunca podrás relajarte con quien estés y en donde estés.
  8. Una de las ironías más curiosas de la vida es que justo cuando te aceptas tal y como eres, es cuando puedes cambiar y crecer.
  9. Tómate muy en serio la crítica constructiva, pero no te la tomes personal. Escucha y luego opera con tu intuición y sabiduría como guía.
  10. Pasa que a veces tu mente necesita más tiempo para aceptar lo que tu corazón ya sabe. Respira. Sé un testigo, no un juez.
  11. No huyas de las cosas: corre hacia ellas —la mejor forma de alejarte de algo negativo es moverte hacia algo positivo.
  12. Si sientes que eres ‘jalado’ en todas direcciones por fuerzas más allá de tu control, tómate un tiempo para realinearte y con las cosas que más importan en tu vida. Tú decides qué es lo verdaderamente importante.
  13. El verdadero sentido no tiene límites ni fecha límite. No te preocupes ni te estrelles demasiado. Solo haz eso que sabes hacer tan bien.
  14. La paciencia no se trata de ‘esperar’, sino de mantener una buena actitud mientras trabajas duro por lo que crees/quieres.
  15. Hay que decirlo… La frase “no tengo tiempo” es en realidad una forma educada e ingenua de decir “no es tan importante para mí”.
  16. No siempre se puede esperar por el momento perfecto. ¿Por qué? Pues porque no siempre existe uno. A veces lo único que hay que hacer es aventarse.
  17. No le tengas miedo a tus miedos. No están ahí para asustarte, sino para que sepas que hay asuntos pendientes de resolver.
  18. Que “el no saber” no sea un obstáculo para comenzar algo. La incertidumbre suele perseguirnos, aun cuando la verdadera magia de la vida es saber esperar.
  19. Cuando sientas que nomás no avanzas, tómate un tiempo y piensa en lo que has vivido… Y cuán lejos has llegado. Ahora solo imagina qué tan lejos puedes ir.
  20. Deja de preocuparte por ti cada segundo. Si ayudas a otros, ten por seguro que habrá algún tipo de recompensa para ti en el largo plazo.

Lo antes posteado:

Pensamientos bienestarosos (parte 1)

Reacciones negativas vs. positivas

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: