Por qué es normal no estar felices todo el tiempo

¡Oooh, las redes sociales! Felicidad por aquí, felicidad por allá, sonrisas al por mayor, familias perfectas, matrimonios envidiables, vacaciones de ensueño… De pronto uno termina por creerse el cuento de que la vida de los demás es como de comercial.

La cosa es que esta idea (poco realista) sobre la felicidad puede obsesionarnos y hacernos creer que hay que aspirar a ella tooooodo el tiempo. Pero he aquí un puñado de razones por las que no ser feliz las 24 horas es perfectamente normal y hasta saludable:

  1. Todos tenemos diferentes niveles o conceptos sobre la felicidad. Lo que a unos nos hace tremendamente felices, a otros no tanto. Puede que haya quien desborde alegría por ver a su familia, mientras que alguien simplemente se siente contento al pasar tiempo a solas, haciendo lo que más le gusta, por ejemplo.
  2. No existen emociones positivas y negativas. Las emociones son solo eso: emociones. No tiene nada de malo sentirlas, por el contrario, se considera saludable darles el espacio correspondiente y expresar lo que uno siente.
  3. Vivir obsesionado por ser feliz no tiene sentido. ¿Está en tu lista de prioridades? ¡Bien! Pero, ¿sentir una enorme frustración e insatisfacción cuando no tienes momentos 100% felices? Es la fórmula perfecta para amargarse los días.
  4. Es frustrante basar la felicidad en cosas que no controlamos. Considerando que lo único que se puede controlar es la actitud que uno tiene frente a las cosas… ¡Ajá! He ahí la respuesta.
  5. La felicidad es efímera. Porque no se puede decir “¡la he alcanzado!” y se acabó. Es más bien una búsqueda que a su vez nos hace experimentar todito el espectro de emociones. ¿Y sabes qué? Eso está perfectamente bien.
  6. Vivir comparándonos todo el tiempo es desgastante. Digámoslo: es hora de dejar de ver el jardín del vecino y admirar lo que se ha cosechado en el propio. No tiene caso aspirar a ser la mejor versión de alguien más; mejor, enfocarnos en ser la mejor versión de uno mismo.

Lo antes posteado:

Otras 5 mentiras sobre la felicidad (sí, hay muchas)

La inesperada fuente de la felicidad

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: