Cómo afecta el estrés a tu cerebro

¿Duermes mal? ¿Te sientes más irritable de lo normal? ¿Andas olvidadizo? ¿Te sientes abrumado y aislado? Resulta que todos estos síntomas podrían ser consecuencia del estrés que, como sabemos, no solo afecta nuestro cuerpo sino también nuestra mente. Este videíto de TED explica los efectos más considerables que éste tiene sobre el cerebro:

  1. Para empezar, hay que decir que el estrés no siempre es malo. ¿A quién no le sirve un shot extra de energía y el enfoque necesario para terminar algo? ¿Terminar una carrera cuando sientes que no tienes más energía? ¿Pararte frente a un auditorio a dar un discurso? Estos son algunos ejemplos en los que el estrés puede ser positivo.
  2. Éste se vuelve ‘negativo’ cuando empieza a formar parte fundamental de nuestras días, es decir, cuando lo sentimos todo el tiempo.
  3. El estrés comienza en el eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA), el cual no es más que una serie de reacciones entre el sistema endocrino y los riñones, que controlan la reacción del cuerpo ante una situación estresante.
  4. En una situación como ésta, el HPA se activa y libera la hormona cortisol; el cuerpo se pone alerta.
  5. El cortisol hace que el cerebro se encoja y se pierdan conexiones sinápticas entre neuronas.
  6. Esta misma sustancia afecta también a la corteza prefrontal, es decir, la parte del cerebro que regula conductas como la concentración, la toma de decisiones, el juicio y la interacción social. En términos simples, el estrés crónico hace más difícil que aprendamos y recordemos cosas. Incluso, puede preparar el terreno para otras enfermedades mentales, como la depresión o el Alzheimer.
  7. Un experimento con ratones probó que la cantidad de alimento que una madre le da a su cría tiene un papel determinante en cómo el bebé responde al estrés a lo largo de su vida. Quienes recibían alimento constantemente resultaron ser menos sensibles al estrés porque sus cerebros desarrollaron más receptores de cortisol, amortiguando los efectos del estrés. Las crías que recibían menos tuvieron una respuesta opuesta, volviéndose más sensibles al estrés a lo largo de sus vidas.

Ahora, los efectos del estrés crónico sí son reversibles. Para contrarrestarlo, la recomendación es una buena dosis de meditación o actividad física.

Lo antes posteado:

Cosas por las que te estresas y no lo valen

Por qué te conviene aprender a manejar mejor tu estrés

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: