“Mami, ¿quieres ser flaca?”

Mi hija de 8 años me preguntó eso y me paró en seco.

Me tomó por sorpresa porque nunca había dicho que quería “ser flaca”. Sin embargo, tampoco estaba completamente desconcertada, pues me ve ejercitarme y hablar acerca de nutrición; además, mi marido también trabaja en el campo del bienestar.

Mientras mi pequeña me miraba fijamente, yo sabía con precisión lo que quería decir. Y es que estoy criando a tres hijas pequeñas, tratando de ‘moldearlas’; tres hijas que no quiero que se acomplejen de su cuerpo ni se sientan inadecuadas o se comparen con otra persona, pensando que necesitan tener “ese cuerpo”.

SINO QUE…

Quiero que mis niñas valoren su salud. Que tengan respeto por sus cuerpos y se aseguren de que sean respetados por los demás.

Quiero que mis hijas se enfoquen en mantenerse saludables y ello sea una prioridad durante toda su vida, que trabajen continuamente para convertirse en las mejores versiones de sí mismas, física, emocional y espiritualmente.

Verás, mis hijas nunca van a recordar cuántas abdominales era capaz de hacer. No van a recordar lo rápido que era capaz de correr una carrera de 5 km ni se acordarán qué talla era o ‘no era’…

Pero sí van a recordar que su mamá era fuerte. Que era decidida. Que creía en sí misma cuando nadie más lo hacía.

A pesar de todas las veces en que las cosas se pusieron difíciles, increíblemente difíciles… Pese a todas las veces que habría sido más fácil abandonar el esfuerzo, mis hijas van a recordar que fue cuando su mamá empujó con mayor energía.

Quiero que mis hijas al mirar atrás digan: “Debido a mi mamá, nunca me di por vencida”.

Así que, sin dudar, me incliné y miré a los ojos a mi hija.

-Entonces, mami, ¿quieres serlo?

-No, cariño. Mami quiere ¡ser fuerte!

Ella me abrazó y me susurró mientras se presionaba contra mi pecho: “Entonces yo también quiero ser fuerte”.

Este artículo apareció originalmente en Huffpost Parents. Puedes leerlo en su versión en inglés aquí.  La ilustración es de Claudia Tremblay.

Lo antes posteado:

5 acciones para que tus hijos amen su cuerpo

Cómo mostrarle a tu hija que ‘ser fuerte es ser bonita’

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: