La deliciosa vida de Angélica H. y su familia

La satisfacción personal de cumplir una meta que me proponga me hace sentir bien. Saberme reconocida por los míos me hace sentir muy orgullosa y refuerza mi convicción de “los límites los pongo yo misma”.

IMG_1357

Integrar el deporte y disfrutarlo como parte de la dinámica familiar es completamente posible (aunque muchas veces no nos lo parezca), aun cuando se viva en una gran ciudad, se tenga un trabajo de oficina, dos hijos, una relación de pareja y sí, vida social. Es cosa de buscar el cómo que mejor nos acomode, como lo ha hecho esta historiadora de profesión que trabaja en el área de Marketing de un corporativo trasnacional. ¿Que cómo lo logra? De esta manera:

¿Hace cuánto empezaste a correr? Hace 8 años, de manera intermitente; siempre asociado a una meta. Una vez inscrita en una carrera, comenzaba el plan de entrenamiento (5, 10 15 & 21K), y después de la meta venía una pausa hasta la siguiente.

¿Cómo fue que empezaste a hacerlo? ¿Qué o quién te motivó o te ‘contagió’el gusto? Sin duda alguna fue José (mi esposo) quien me subió a este barco. Él comenzó con carreras de 10, después 21k y de ahí se movió al mundo de los triatlones, comenzando por un sprint y ya logró un Ironman. Ahora también sumó Mountain Bike y Enduro a sus hobbies, y está haciendo un programa de acondicionamiento físico que se llama Orange Theory. Hacer carreras, primero en pareja y luego en familia, es de las experiencias que más disfruto en la vida.

¿Qué es lo que te gusta de correr/hacer ejercicio?, ¿cómo te hace sentir? Uno de mis grandes motivadores en la vida son los retos, y esa es la parte en donde más conecto con las carreras. La satisfacción personal de cumplir una meta que me proponga me hace sentir bien. Saberme reconocida por los míos me hace sentir muy orgullosa y refuerza mi convicción de “los límites los pongo yo misma”.

¿Cada cuánto entrenas? ¿Cómo decides a qué carrera entrarle? Cuando me inscribo a una carrera, lo hago bajo un plan de entrenamiento y lo sigo al pie de la letra para llegar bien preparada. Uno de mis mayores nervios en el proceso es “quemarme” en la carrera y no lograrlo, por lo que me gusta entrenar bien. La decisión de la carrera tiene mucho que ver con las fechas, que no se empalmen con compromisos. Me gusta sumarme a las que tienen causa, pues es una buena manera de apoyar.

¿Entrenan juntos? ¿O qué cosas comparten de esta actividad? Mientras yo hago mi segundo 8W (un programa de entrenamiento y acondicionamiento físico de 1 hora, 6 días a la semana), él va al Orange Theory. Nos vamos juntos en la noche una vez que dejamos a los niños dormidos. Regresamos y después de bañarnos, cenamos, vemos una serie y así cerramos nuestro día. Cuando hay carrera, hacemos los entrenamientos largos juntos los fines de semana en el Ocotal, el Desierto o la Pila.

¿Así eran desde que se casaron o se ha ido construyendo esta dinámica sobre la marcha? Tenemos 12 años de casados, 21 juntos (¡comenzamos a los 16!), pero esta parte la hemos ido construyendo en los últimos 8 años.

Además de ser pareja, ahora tienen dos hijos, trabajan, resuelven asuntos de casa, tienen vida social… ¿Cómo le hacen para organizarse?, ¿para que además les dé tiempo de entrenar? Todo es un tema de integración de vida. Mucho tiempo aposté al balance y la sufrí mucho, porque ciertamente no me daban las horas del día para hacer todo lo que quería y siempre me quedaba la sensación de no estar lográndolo o de haber fallado con alguien. Fue entonces cuando me hizo más sentido apostarle a la integración de todas mis pasiones en mi vida.

Soy muy afortunada porque trabajo en una compañía que apoya 100% a las mujeres, que mide mi trabajo por objetivos y no por horas sentada en una oficina. Tengo jefes que, ante todo, privilegian el flex time el home office, y hay libertad absoluta siempre que se den los resultados.

A mis hijos (Patricio, de 8, y Emilia, de 5), los tengo en un colegio hecho para las mamás y papás que trabajamos, con horario extendido y actividades de after school; así que en la tarde que llegan a casa jugamos, estudiamos y hacemos tareas juntos. Entre José y yo nos aseguramos de siempre estar en sus clases abiertas, festivales, partidos y cualquier otra actividad que se requiera. Para nosotros son prioridad y como equipo que somos nos coordinamos para estar presentes con los niños.

La parte social es muy importante para mí, por lo que trato de mantener espacio para ver a mis amigas, mis hermanas y mi mamá frecuentemente, lo que siempre resulta un maravilloso tiempo de terapia grupal, risas y complicidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Y para ir a las carreras, que suelen ser temprano los fines de semana? Esta parte que implica la despertada de madrugada es muy cansada. Siempre nos reímos de que justo los fines de semana ¡es cuando el despertador suena más temprano en casa! A las 5:00 am los domingos para ir a correr. La ventaja es que como involucra emoción y motivación se hace mucho más llevadera la desmañanada.

Recientemente también han empezado a involucrar a sus chamacos en este tipo de actividad física, ¿cómo ha sido el proceso?…  ¿Ellos lo han pedido? ¿Ustedes han tratado de inculcárselos? ¿O un poco de las dos? Ha sido superorgánico. Comenzamos sumándolos en carriola a las carreras, experiencia que disfrutaban mucho, pues iban como espectadores y al final ellos recibían la medalla y el kit de finisher. Después los inscribimos en carreras de niños, como la de Cartoon Network, y ahí comenzaron a tener sus propios logros. El siguiente paso fueron las carreras de 5K llenas de color, tierra, lodo y diversión, como Color Run y MiniSpartan Race, mismas que han hecho con sus primos y amigos, volviéndose una gran plan para ellos. Ahora ellos son los que preguntan  “¿cuándo es la que sigue?”.

Como parte de sus actividades de after school entrenan para triatlón, obviamente MUY influidos y motivados por su papá; forman parte ya de este mundo activamente, y no sólo como testigos y porra en cada uno de los eventos en los que su papá participa. Patricio ya ha hecho 3 triatlones/IronKids (San Gil, Tapalpa & Valle de Bravo), teniendo muy buenos resultados, lo que le ha dado mucha satisfacción y seguridad en sí mismo. Emilia hará la próxima semana el primero en Valle, así que la emoción familiar está a todo lo que da.

¿Qué cosas positivas les ha aportado el hecho de que la actividad física cada vez más sea un asunto familiar? Nos ha integrado mucho, ha generado espacios y momentos de convivencia increíbles. Nos ha permitido conocernos en situaciones de reto, disfrute, de nervios, emoción y logro. Nos da la sensación de vivir una ‘minivacación’ cada triatlón, ya que siempre son fuera de la ciudad, lo cual también nos ha llevado a lugares maravillosos.

¿Cuál ha sido su experiencia al involucrarlos? José y yo hablamos mucho de esto. Sin haberlo planeado así, estamos ciertos de que inculcar el deporte como una parte fundamental en sus vidas es de las mejores herencias que podemos darles. Nos han llenado de momentos felices, muchas alegrías y satisfacción. Acompañarnos como equipo en cada una en las metas que nos ponemos nos ha dado cantidades industriales de sonrisas.

Que la actividad física sea parte de sus vidas, ¿ha impactado otros aspectos? Digamos… ¿emocionales, con la comida, sus hábitos de sueño? ¿De qué forma? Principalmente en su autoestima. Específicamente en Patricio vemos cómo esta práctica constante y los logros obtenidos le ha dado muchísima seguridad en sí mismo. Ha madurado un montón, a través de estas experiencias es que ha entendido la importancia de competir y disfrutar todo el camino que representa cumplir una meta. Se ha vuelto mucho más tolerante a la frustración.

La parte de disciplina también es clave; para ellos, hacer deporte es una rutina más en sus vidas, un compromiso que cumplir, así como ir al colegio y hacer sus tareas.

Por último, a nivel individual, ¿qué quisieras que experimentaran/aprendieran de una actividad física como correr? Me parece que a su nivel ya lo están haciendo. Ellos ya gozan ‘la gloria’ de superar un reto, de demostrarse a sí mismos que siempre es posible lograr lo que se propongan, mientras sean constantes y le pongan todas las ganas. Como lema familiar constantemente nos repetimos “try, try, try, and never give up”.

¿Qué es lo que más disfrutas al involucrarlos a ellos? La cercanía. El tiempo de calidad que esto implica en nuestras vidas. ¡Que somos un gran equipo!

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: