El antes, durante y después de moverte

Por mucho que a uno le guste y disfrute cierta actividad física, no faltan esos días en los que la mente nos juega un poco chueco. O en los que, en efecto, nuestro nivel de energía anda bajón y ponernos los tenis para ir a mover el cuerpo cuesta algo de trabajo. Y nos pasa más o menos algo así…

Screen Shot 2016-05-09 at 1.40.22 PM

La ilustración de portada es de Nelleke Verhoeff, de Red Cheeks Factory.

Lo antes posteado:

Para mantenerte hidratado al moverte

Todo esto le pasa a tu cerebro con la actividad física

 

Anuncios

¿Algo que quieras comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: